HISTORIA

Foto Miguel Cumbraos, Parque cerrado en la Plaza del Obradoiro, Botafumeiro 1985

El Rali Botafumeiro es una prueba que se disputa anualmente en la capital gallega. Es puntuable para el Campeonato de Galicia de Rali y ya lleva 26 ediciones conquistando al público gallego. Es una de las pruebas con mayor antigüedad de la región y ha contado entre sus pilotos con campeones nacionales e internacionales.

Santiago de Compostela estrenó rali en 1985. El Rali Botafumeiro nació mano de la Escudería Compostela, el primer rali de la ciudad compostelana que consiguió recorrer los aledaños de la capital, como Touro, Oroso, Vedra, Teo, La Estrada, Arzúa o Dodro entre muchos otros. La plaza del Obradoiro fue cuna de este mítico rali en más de una ocasión, figurando como parque cerrado y dando salida a cientos de competidores.

La prueba gallega recibe el nombre del famoso incendiario utilizado en la Catedral de Santiago gracias a un grupo de aficionados al automovilismo que decidieron arriesgarse y crear una carrera que hoy ya es referencia para los gallegos.

 

El 1º Rali botafumeiro se debutó en un complicado día de lluvia en el que los participantes se enfrentaron a las adversidades meteorológicas con muchas ganas e ilusión. El que se alzó con la copa fue José Mora a bordo de un Renault 5 Turbo con Pachi Regueiro como copiloto.

Gentileza de Floren Baz Martínez

La prueba fue creciendo con los años y convirtiéndose en un icono hasta el día de hoy. En 1993 incluso fue patrocinado por el Xacobeo 93, lo que permitió añadir a los servicios del rali una prueba de karting, un rali de tierra y dos subidas.

En lo referente al palmarés de la prueba destacan las tres victorias consecutivas del piloto francés Marc Etchebers en los años 1987, 1988 y 1990, o también tres victorias consecutivas de Arturo Rial en 1991, 1993 y 1994. Pero si un apellido destaca por encima de todos en la prueba compostelana es el de la familia Senra. Manolo padre de Víctor consiguió cinco victorias a los mandos de su conocido Peugeot 306 Kit Car (1999, 2000, 2001, 2004 y 2005) y el propio Víctor igualó este récord consiguiendo una victoria en el 2007 con un Mitsubishi Lancer Evo VIII, tres victorias con el 306 Kit Car (2010, 2011 y 2012) y la última en 2014 en un Evo X. El propio Víctor tiene en esta edición la oportunidad de superar el récord de su padre y ser el piloto con más victorias en el Rali Botafumeiro.